domingo, 5 de septiembre de 2010

El ser Integro y Estoico


El ser integro y estoico es una manifestación de un ser capaz de resistir embates emocionales que pudiesen enviarlo a la ruina física y mental. Sin embargo; existe un reflejo virtual pero imposible de controlar llamado: LA TRISTESA y la FELICIDAD DEL ALMA. Brota como un impulso autónomo poniendo de manifiesto inconscientemente la existencia de algo interno a nivel espiritual y que el medio ambiente percibe llenándose de alegría o de temor.

EL ALMA LLORA!... Por muy estoico que resulte un hombre o una mujer; las lágrimas salen físicamente como una herida que supura, drenando un dolor reprimido que asfixia al que lo padece. La mirada es triste y los ojos tienen agua continuamente. Es una lucha cruenta entre el ego y el yo; en donde el único perdedor es el que la vive.

Cuando hay alegría y satisfacción en un individuo; también lo hay en su entorno y no lo podrá ocultar; también se manifiesta en su mirada y actitudes. ¡EL ALMA RIE! a carcajadas coqueteando con la vida.

domingo, 1 de agosto de 2010

El amor como espécimen, cuyos tipos son las formas de amar.


En la actualidad el decir “te quiero” se ha vuelto tan frívolo como decir “quiero tal cosa”; es una frase cultural cuyo coloquio nos instala en una plataforma que a la vista de los demás nos da un “Status Quo”. El decir “te quiero” no tiene sentido a menos que el sentido se lo de el interlocutor con una serie de señales emotivas representadas por el “paralenguaje” (comillas, subrayado, etc.) dentro de la comunicación escrita, ó físicas, dentro de la comunicación oral. Además, puede tener diversas articulaciones; como querer a una persona, animal o cosa. Tal vez el concepto se haya degenerado en base a que en estos tiempos los seres humanos nos hemos convertido en objetos de uso, desechables y reciclables. Por lo tanto; el decir “yo te quiero” tendrá tanta fuerza de acuerdo al valor cultural de cada individuo

Quizá cambiemos el sentido si decimos “yo amo”. Pero también el decir “yo amo”, es parte de nuestro coloquio cotidiano que utilizamos de acuerdo a las circunstancias, estados de ánimo o medio ambiente. El referente esta basado de acuerdo a nuestra forma de pensar, porque puede ser una herramienta para mentir, sincerarnos o para ser agradables. Pero en realidad, el uso indiscriminado de este término es muy común, y a muchos ya no nos interesa escucharlo. Por otro lado; hay signos que nunca dejaran mentir a un emisor dentro de un proceso de comunicación o de información como son los biológicos y psicológicos. Por lo tanto; el que recibe dichas señales debe de tener conocimiento de lo que se le esta transmitiendo, porque ese seria un conducto para la correcta codificación de un mensaje o una barrera para, tal.

El adorar e idolatrar a un objeto; siempre se ha visto desde tiempos antropológicos; pero el hacerlo con un ser humano, se ha demostrado que es sumamente dañino. Sin embargo los casos se dan ¿y será acaso que un grado superlativo al amor es la adoración? ¿y a la adoración le sigue el odio? ¿y al odio el estoicismos? Si es así; entonces tenemos un paradigma; “yo quiero, yo Amo, yo adoro, yo odio, yo soy estoico”.

Porque también se da que en consecuencia de una decepción, un individuo puede odiar o ser indiferente; por lo tanto es incapaz de “querer” o “amar”. También se da el caso de individuos que no llevan correctamente un duelo del final de una relación y quedan muy lastimados y al mismo tiempo confundidos, al grado de resentirse ¿Estos ejemplares tendrán la fuerza de decir te quiero o te amo? Claro que no la tienen, hasta que alguien los ayude o salgan solos de esa etapa tan triste. Todo este mecanismo es el resultado de la consecuencia de un consecuente; o viceversa. Quiero decir que un signo siempre va a estar representado y continuado por otro signo y por ende, a significar. El odio, el amor o la indiferencia son signos naturales manifiestos en un ser humano.

También hay seres que pueden amar o sienten que aman; pero cuando son sorprendidos de que también son amados, no pueden manejar la situación y son invadidos por el miedo y tienden a huir de esa situación, viviendo siempre con las fantasías de esas relaciones, y tal vez expresando en una forma aprendida “yo te quiero” “yo te amo”.

lunes, 14 de junio de 2010

Semiótica y Física Cuántica.


De acuerdo al criterio de la física cuántica; cuando observamos un objeto mentalmente y lo observamos físicamente; cual es el objeto virtual? Cual es el que esta dentro de nuestra realidad y cual no?
En semiótica, la formulación de signos es a través de la representación de otro signo, ya sea mediante el “metalenguaje” u otro signo que haya sido previamente aceptado por “convención”; El asunto es que la correlación de los fucnitivos de la expresión y el contenido debe ser semejante; sin amalgamas.
Pero que sucede cuando la física cuántica representa a dos objetos similares; uno mental y otro físico. Cual seria el objeto virtual. Si la mente trabaja exactamente igual con lo que ve, y con lo que imagina. Cual es la realidad. O es acaso que tendremos que enviar a los dos signos a una teoría de los síntomas? Los dos pueden se una huella de algo que esta ocurriendo pero que no vemos. Los dos pueden ser un principio de una posibilidad.
Si nuestro cerebro es el ojo del “observador”; a cual clasificaría como signifícate o significado, o a cual de los dos articularia? ¿Seria que un signo podría traicionar a otro signo tomando la batuta de representante?
Creo que el ojo del observador tendría que clasificar a dos signos iguales a los cuales les daría marcas sintácticas y sememas semejantes, y por ende los articularia igual. Pero no seria una digitalización ni copia de si mismo y menos una imagen virtual. Entonces el significante seria responsabilidad del ojo del espectador que este a la vez seria Dios.
Creo que la única forma de analizar a un objeto semiótico con la teoría de la física cuántica seria analizar a los dos objetos por separado, y crearles un significado por convención; porque en este caso siento que la semiótica entraría en SHOCK, al no tener la posibilidad de darle a cada objeto un significante porque a la ves este ya esta significando। Cada uno de ellos es un signo CATEGOREMATICO. (Respuesta en comentarios)

sábado, 1 de mayo de 2010

Hay otro hombre de traje


Es aquel que porta una vestimenta socialmente formal, una camisa blanca, corbata, traje obscuro y zapatos perfectamente lustrados.
Cada prenda colocada en su cuerpo es pensada, sentida y observada cuidadosamente, como un guerrero listo para una batalla.
Este hombre se desarrolla en un círculo socio-cultural medio, en donde día a día se enfrenta a retos que le quitan y le devuelven la vida. Su adrenalina fluye acelerando los latidos de su corazón; su garganta se seca, el sudor rueda por su frente, su mirada se agudiza, sus pensamientos son rápidos y analíticos, LA ACCION ES INEVITABLE.
Este hombre es rudo y agresivo, no siente lastima por nadie ni por sí mismo. Las decisiones que toma son firmes; es dueño de sus actos y emociones; su disciplina es cruel y despiadada en el ámbito que se desenvuelve. Sin embargo es compasivo; nada que ver con sentimentalismos. Es irreverente y anarquista. El termino humildad no lo confunde con sumisión. Su cordialidad y amabilidad lo distingue de los demás; disfruta de las cosas sencillas de la vida… tiene alma de niño.
Este hombre de traje es producto de una lucha continua por la conquista de si mismo; teorizando menos y practicando más.

Los sentidos



Abducción, Hipercodificacion e Hipocodificacion


Cuando alguien escucha por primera vez una melodía agradable, inmediatamente es decodificada y codificada por el cerebro, en donde intervienen una serie de factores orgánicos y mentales capaces de influir en los sentidos, en las emociones e inferir en su medio ambiente.

(No debe de existir en ese momento entropía psicológica, léxica, ambiental u orgánica).

“En ese momento ella escucha una melodía que nunca ha escuchado, las notas suenan suaves y armónicas. Inicia un estado anímico aletargado, en donde ya nada importa”.

El momento en que ella relaciona sus sentimientos con la música, es un proceso de enseñanza aprendizaje. Para la semiótica; el correlacionar esos dos elementos, es una forma de verificar que estos dos objetos se pertenecen.

Ella dice, “soy sensible a esa música”. La formulación sintáctica de seguridad es la Hipercodificacion que le da sentido a los signos más macroscópicos del contenido de la expresión.

Así, la Hipocodificacion actuará con porciones vagas pero efectivas, permitiendo a la articulación analítica que de pie a las connotaciones o texto, también llamados sub-signo. Socialmente son aceptados como una interpretación hipotética de la Hipercodificacion.

Supongamos que los sentimientos que sensibilizan a nuestra amiga son: amor, esperanza, ilusión, etc. Estas unidades pueden formar textos que indiquen el estado real del mundo de la chica.


viernes, 30 de abril de 2010

Dios y Ciencia


Entre la Ciencia y el Espíritu, existe un umbral el cual debemos traspasar si queremos dar apertura a lo sorprendente; a ese mundo de posibilidades que no conocemos por nuestros prejuicios, por nuestra forma de pensar, por nuestra cultura. Dios y la Ciencia son hermosos pero no se mezclan ni tampoco pelean; debemos aprender a vivir con ellos por separado, denotandolos y connotandolos como corresponden, evitando la empatia en uno, cuando estamos trabajando con el otro.

A Dios siempre lo usamos; a la Ciencia también, dos herramientas básicas que complementan nuestra vida y nos dan felicidad.


martes, 6 de abril de 2010

EL JUEGO QUE NO DEBEMOS JUGAR


En la vida circunstancial hay situaciones que nos convierten en víctimas de si mismos, las cuales pueden ser manifiestas sutilmente; obligándonos a jugar un juego que no debemos jugar. Un juego en donde el ensamble clave son nuestras emociones, cuyas piezas estratégicamente acomodadas participan en una danza; símbolo de muerte. La primera emoción puede ser cualquiera, y su desequilibrio detonante es el vehículo que nos conduce a una falacia mental, para luego aniquilarnos y quitarnos la voluntad. Si sobrevivimos habremos perdido nuestra autoestima y nuestra fe. Nuestras heridas serán tan lastimeras que quisiésemos lamerlas.
Nuestro desconsuelo será una denotación en nuestras relaciones, creando conflictos en los seres que mas amamos. Nuestro llanto será el signo de profundas depresiones… Sentiremos lastima de sí mismos.
El juego que no debemos jugar, es... video

sábado, 27 de marzo de 2010

LAS COSAS SON COMO TIENEN QUE SER


-->
Atreves de mi experiencia, entre tropezones y caídas; he observado que las cosas son como tienen que ser, que son regidas por una ley universal o un Dios. Cuando uno se aferra u obsesiona por obtener algo, forzando, todos los botones, violando códigos de honor y hasta morales; o sacrificando salud, familia y diversiones, el precio sera demasiado caro.
Yo he sido obsesivo e impulsivo por naturaleza, sin ningún freno; he sido egoísta; pero nunca ladrón ni traidor. Sin embargo he sido victima de mi ingenuidad. Siempre pensé que volar al éxito era solo extender las alas y superar obstáculos graduales, pero me equivoque; siempre hay alguien que no quiere que llegues, que le molesta tu ímpetu y deseos de conquista. O simplemente no perteneces al extracto que ya esta diseñado para un fin, a ese monopolio social y cultural, pensado como una estructura de eslabones que no permitirán la entrada a nadie que no pertenezca a esa elite o a ese fin.
Sin embargo, a esos preponderados los he visto caer y tronar como alcachofas; y he visto subir a esos que no lo imaginaban y que tampoco lo buscaban. Y los que lo buscaban nunca lo obtuvieron, ni con todos los diplomas y títulos.
De lo que si estoy seguro, es que hay que caminar sin soberbia, ni prepotencia, lidiando con los problemas que tenemos que enfrentar. Buscar la felicidad con sentido común, y no a costa de otros. Algunos pensaran que este es un pensamiento mediocre, pero el tiempo lo dirá. El verdadero éxito se encuentra en el dominio de si mismo